Los expertos responden: ¿Cómo afecta Elon Musk al criptoespacio?

Los expertos responden: ¿Cómo afecta Elon Musk al criptoespacio? 150 150 Support Bnefit

Esto es lo que piensan los expertos de la industria de las criptomonedas y blockchain sobre los comentarios recientes de Elon Musk sobre las criptomonedas.

Los expertos responden: ¿Cómo afecta Elon Musk al criptoespacio?

Los expertos responden: ¿Cómo afecta Elon Musk al criptoespacio?

Introducción

Recientemente, el CEO de Tesla, Elon Musk, ha estado en todas las noticias. Se convirtió en el hombre más rico del planeta, pero más tarde perdió ese título junto con unos USD 6,200 millones de su fortuna. Cuatro de las pruebas de su cohete SpaceX Starship fracasaron, pero un lanzamiento y aterrizaje posteriores fueron un éxito. Este mismo tipo de comportamiento de montaña rusa, que podría ser parte de la naturaleza de Musk, también se ha visto dentro del espacio de las criptomonedas.

En febrero, Tesla destinó USD 1,500 millones de su balance a Bitcoin (BTC). El precio de Bitcoin se disparó casi USD 3,000 en minutos y luego subió un 20% en 24 horas. Un mes después, Tesla decidió aceptar Bitcoin para los pagos de sus vehículos eléctricos antes de que Musk cambiara de opinión.

También está la historia de Dogecoin (DOGE): Después de que Musk ayudara a impulsar la criptomoneda meme, una actuación con su madre en Saturday Night Live ayudó a hundirla. El autoproclamado «Dogefather» negó posteriormente cualquier participación oficial en el proyecto DOGE.

Este artículo no se centrará en las preocupaciones legales del comportamiento de Musk, algo ya cubierto por el profesor de derecho y ex abogado de la SEC, Marc Powers, en su último artículo de opinión, donde planteó importantes preguntas:

«¿Tiene Musk algún interés personal o empresarial no revelado al golpear BTC y promover DOGE? ¿Son sus tuits, que contienen lo que algunos considerarían una especulación salvaje sobre los precios de Dogecoin y otras criptomonedas, mera fanfarronería y discurso permitido por la Primera Enmienda, o son violaciones de las leyes de valores, productos básicos, consumidores u otras?»

También dejará de lado todos los movimientos de precios causados por los imprudentes tuits y comentarios de Musk a los analistas y expertos del mercado. En su lugar, centrémonos en cómo todo esto está afectando al espacio de las criptomonedas en general.

La percepción del público

A principios de este mes, DOGE superó a BTC en el interés del público mundial. Una encuesta posterior reveló que los estadounidenses están más familiarizados con la moneda meme que con Etherum. Este resultado puede resultar molesto para algunos, ya que el ecosistema Ethereum -que introdujo los contratos inteligentes y se convirtió en el tejido del sector de las finanzas descentralizadas (DeFi)- seguramente merece más reconocimiento que un meme.

Pero hay que ver esta situación desde otra perspectiva: Las personas que no estaban familiarizadas con las criptomonedas, la tecnología blockchain y DeFi están empezando a buscar Dogecoin en Google. Es posible que les interese y que profundicen en el tema, lo que dará lugar a un aumento de la concienciación, que podría llevar a la participación del público mayoritario en el espacio de las criptomonedas. Como Nick Spanos, el fundador del Bitcoin Center NYC y del Zap Protocol, señaló con razón:

«DOGE es una poderosa herramienta de marketing, que impulsa la atención y la adopción del cripto espacio y la descentralización como concepto. Y en ese sentido, es inestimable».

El problema del consumo de energía

La razón por la que Tesla suspendió su apoyo a la compra de vehículos utilizando BTC fue la preocupación de la compañía por el «rápido aumento del uso de combustibles fósiles para la minería y las transacciones de Bitcoin, especialmente el carbón.» Suena razonable para una empresa que desarrolla coches eléctricos, ¿verdad?

En primer lugar, la cuestión de si BTC es un desperdicio de energía no es nueva y ha sido debatida por los expertos de la industria desde hace tiempo. Mientras tanto, los principales medios de comunicación -The New York Times, Financial Times y Bloomberg, por nombrar algunos- se lanzaron a los titulares tras los comentarios de Musk, culpando a las criptomonedas del enorme uso de energía. Se refirieron al Índice de Consumo de Electricidad de Bitcoin de la Universidad de Cambridge, donde la electricidad total utilizada en todo el mundo por los mineros de Bitcoin es actualmente de unos 113 teravatios-hora al año. Pero lo que no mencionaron -intencionadamente o no- es que el último estudio del Centro de Finanzas Alternativas de Cambridge afirmaba que el 39% de todo el consumo de energía utilizado en la minería de BTC procedía de fuentes renovables.

Más interesante aún, Galaxy Digital publicó un informe titulado «Sobre el consumo de energía de Bitcoin: Una aproximación cuantitativa a una cuestión subjetiva», en el que la empresa estima que el consumo de energía del espacio financiero tradicional es de unos 260 teravatios-hora al año, más del doble que el de la industria del Bitcoin. Sin embargo, las estimaciones sólo proceden de los datos disponibles, por lo que sería justo decir que la cifra real es mucho mayor.

Otra nota importante es que, tras el brote de COVID-19 y el tremendo cambio global hacia la digitalización, debemos situar el problema del consumo de criptoenergía en el contexto más amplio del uso de Internet. Como señaló el director de medios de Greenpeace USA, Travis Nichols

«A medida que los servicios web crecen y se hacen más complejos, la demanda de potencia de cálculo seguirá aumentando en los próximos años, y eso requerirá mucha más energía».

Asimismo, Mark Cuban, inversor multimillonario y propietario de los Dallas Mavericks, decidió no retirar su apoyo al pago con Bitcoin, discutiendo con Elon Musk:

«Sabemos que sustituir el oro como depósito de valor ayudará al medio ambiente. […] Reducir el uso de los grandes bancos y de las monedas beneficiará a la sociedad y al medio ambiente».

Si volvemos a las acusaciones de Musk contra Bitcoin, sí que afectaron negativamente al sector. Por ejemplo, un proyecto de ley centrado en el medio ambiente en el estado de Nueva York establecería una moratoria de tres años en la minería de criptomonedas si se aprueba en el senado del estado. Pero todo tiene un lado positivo, como se suele decir. Lo bueno es que al llamar la atención sobre las huellas de carbono que deja la industria de las criptomonedas, el espacio puede avanzar más rápidamente hacia la sostenibilidad, como ocurrió con la pandemia mundial, que obligó a los gobiernos de todo el mundo a trabajar en la energía verde en medio del COVID-19.

Cointelegraph se puso en contacto con expertos de la industria de las criptomonedas y de blockchain para conocer su opinión sobre la siguiente cuestión: ¿Cómo afectan todos estos comentarios de Elon Musk a todo el espacio de las criptomonedas?

Alex Wilson, cofundador de The Giving Block:

“Bitcoin ha pasado por cosas mucho peores. A largo plazo, no creo que tenga un impacto importante. A corto plazo, creo que daña la confianza de los inversores porque muestra cuánto impacto puede tener una persona en los movimientos de precios a corto plazo. Sin embargo, es un debate completamente diferente si los tuits de Elon fueran realmente lo único que impulsa los movimientos de precios”.

Cristina Dolan, fundadora y CEO de InsideChains, vicepresidenta de MIT Enterprise Forum:

«En cierto modo, Elon Musk parece disfrutar creando controversias y captando la atención con declaraciones sobre sus audaces objetivos y logros empresariales, que le han valido una considerable base de fans, así como multas de la SEC. La adopción de Bitcoin por parte de las tesorerías de las empresas ha llamado la atención de muchos inversores, especialmente después de que Tesla obtuviera USD 101 millones en ganancias con la venta de su Bitcoin. No es de extrañar que Elon se burle de Bitcoin como inversión después de cobrar con ganancias y centrarse en el descendiente de Bitcoin, Dogecoin, que había actuado más como un almacén de valor temporal y un método para las transferencias de valor.

En 2018, se informó que Elon Musk y Tesla habían llegado a un acuerdo con la SEC para pagar cada uno la mitad de los USD 40 millones en multas debido al descuidado y atrevido tuit de Elon sobre el futuro precio de las acciones de Tesla. Este «tuit engañoso» causó un impacto significativo en los ASG, ya que las partes interesadas de Tesla son el componente social, o «S», de los ESG. Esta acción también afectó a la «G» de ESG, ya que se trataba de una cuestión de gobernanza que requería cambios en el consejo de administración, y provocó un desplome del 14% en el precio de las acciones de Tesla. ¡Esto fue un impacto ESG, específicamente en la S y la G! Es difícil argumentar que el comportamiento de Elon Musk está guiado por los principios ASG. Sus juguetonas declaraciones sobre Bitcoin y Dogecoin pueden haber impactado en el mercado, pero hubo otros factores que también pueden haber afectado al sentimiento del mercado. El valor de las criptomonedas tiende a disminuir a medida que se acercan los plazos fiscales.

Además, como se ha invertido más dinero institucional en cripto, puede haber otros factores macro tradicionales del mercado en juego como la inflación o la posibilidad de que suban los tipos de los bonos del tesoro a 10 años. La prohibición de Bitcoin o de las criptomonedas en lugares como China y Turquía no ha impedido que los ciudadanos accedan a las criptomonedas, aunque las restricciones pueden tener ahora un mayor impacto a medida que más instituciones participan en las criptomonedas.

A medida que los titulares sobre el Bitcoin y las criptomonedas despierten más interés, veremos una combinación de reacciones emocionales a los apoyos de las celebridades, junto con comportamientos que se correlacionan con los comportamientos tradicionales del mercado. Las percepciones del mercado de las criptomonedas no se basan totalmente en lo que dice o hace una celebridad, sino que hay un componente emocional en todos los mercados. Hay muchas redes de pago diferentes que actualmente aceptan pagos con Bitcoin, y Apple ha publicado recientemente una nueva oferta de trabajo para asociaciones de pago alternativas.

El impulso de DeFi no se detiene mientras las redes de criptomonedas siguen creciendo. Un cambio temporal en las condiciones del mercado o en el precio no eliminará los efectos de las leyes de Maxwell en las cripto redes. Hay muchas dimensiones de la criptoinnovación que están floreciendo».

Denelle Dixon, CEO y directora ejecutiva de Stellar Development Foundation:

«Creo que hay buenas y malas noticias. Por el lado bueno, llevar las criptomonedas y blockchain a una conversación generalizada es un hecho positivo que nos da a todos los miembros del sector la oportunidad de hablar también de los beneficios reales de la tecnología. 

En el lado negativo, más consumidores verán los titulares de Bitcoin o Dogecoin y pensarán que las criptomonedas son sólo una inversión muy volátil para los especuladores. Así que tenemos que nadar un poco a contracorriente para explicar los usos reales y valiosos de la red Stellar y otros protocolos y cómo están abordando los problemas del mundo. Prefiero que el foco esté en los casos de uso, que es de lo que elegimos hablar».

Diana Barrero Zalles, directora de ESG & Impact en Emergents @ Weild & Co:

«Este mercado de criptomonedas muestra cómo la psicología del inversor puede afectar en gran medida a los mercados de criptomonedas.

Las nociones tradicionales de finanzas racionales y sin fricciones, que dominaron el pensamiento financiero en la segunda mitad del siglo XX, suponían que todos los integrantes de una economía son plenamente racionales. La noción de mercados eficientes asume que todos los activos tienen un precio correcto en su valor fundamental, reflejando adecuadamente toda la información pública. Los inversores no pueden «vencer al mercado» identificando los activos con precios erróneos.

Por el contrario, las finanzas conductuales tienen su origen en un artículo de 1981 de Robert Shiller, de la Universidad de Yale y premio Nobel, que descubrió que las fluctuaciones del mercado pueden ser demasiado grandes para ser coherentes con un pensamiento totalmente racional. Esta teoría ha ganado una mayor aceptación desde la década de 1990. En los mercados de criptomonedas, ha demostrado ser psicológicamente más realista una y otra vez. Las finanzas conductuales tratan de dar sentido a los mercados en el contexto del comportamiento irracional de los inversores y las acciones de los directivos.

Los criptomercados, que representan una pequeña fracción del tamaño de los mercados financieros convencionales, todavía tienen mucho margen para madurar y desarrollar una mayor eficiencia. Los inversores irracionales y los responsables de la toma de decisiones que impulsan los precios basándose en la emoción y la exuberancia pueden estar creando oportunidades para que los inversores más racionales se aprovechen del arbitraje.»

John Wu, presidente de Ava Labs:

«Elon tiene un don para lo dramático, pero sin duda hay críticas y preguntas justas que el ecosistema de Bitcoin debe abordar. Esperemos que la mayor atención del público en general catalice una adopción más rápida de las fuentes de energía renovable y la transparencia en el uso de estas fuentes en la actualidad.

Cuando Tesla anunció que aceptaría BTC para los pagos, expresé mis dudas de que se afianzara porque las transacciones en Bitcoin son demasiado lentas y las implicaciones fiscales son significativas. Sin embargo, al dar este paso, Tesla ha tanteado el terreno para aceptar pagos con criptomonedas y ahora puede explorar las redes optimizadas para una finalidad casi instantánea, con bajas comisiones y sin impacto medioambiental.»

Mati Greenspan, fundador de Quantum Economics:

«Incluso Larry Fink, director general de BlackRock, la mayor empresa de gestión de dinero del mundo, señaló la capacidad de influir drásticamente en los precios de Bitcoin con una pequeña cantidad de capital. Para Musk, que fue brevemente el hombre más rico del mundo a principios de este año, esto parece ser algo más que ganar dinero. Ha encontrado una forma de manipular el sentimiento del mercado en menos de 280 caracteres. También vimos un poco de esto en Trump, pero Musk es claramente mucho mejor en este juego.»

Tim Draper, fundador de Draper Associates y Draper Fisher Jurvetson:

«Por supuesto, hemos visto muchos altibajos en el mundo de las criptomonedas, por lo que somos algo inmunes a las pequeñas noticias de un día como los tuits de Elon o los comentarios anteriores de Warren Buffett, Jamie Dimon, etc. En general, los comentarios negativos han venido de personas que tienen mucha moneda fiduciaria y no quieren que el sistema cambie. Elon es algo diferente en el sentido de que es un agente de cambio. Ciertamente, espero que no esté haciendo esto como un pump and dump con motivaciones egoístas. Me gusta pensar en él como un agente de cambio y un héroe.

En cuanto a sus declaraciones sobre la energía: Casi siempre estoy de acuerdo con Elon, pero aquí se ha equivocado. Los efectos secundarios de la tecnología rara vez son lo que parecen en la superficie. La minería fomenta el uso de energías alternativas baratas. De hecho, hemos encontrado más energía en la Tierra gracias a los mineros. Bitcoin utiliza mucha menos energía que nuestro sistema actual, que tala árboles para obtener papel moneda y requiere una enorme infraestructura. ¿Cuánta energía consumen los bancos, los edificios, las cecas, las impresoras, etc., en el procesamiento de los dólares fiduciarios?

La moneda fiduciaria es inflacionaria y fomenta el despilfarro. Los Bitcoiners son los titulares.

Y por último, con empresas como OpenNode y la Lightning Network, podemos tener muchas más transacciones por segundo que la red de Visa, y por una fracción del coste y casi sin coste de energía.

Hay, por supuesto, monedas que son más ecológicas. Tezos utiliza proof-of-stake en lugar de proof-of-work y utiliza menos energía, pero todas las criptomonedas son mucho mejores que los más de 200 fiats que tenemos por ahí.»

Wes Levitt, jefe de estrategia de Theta Labs:

«Los tuits de Musk y los efectos resultantes ciertamente pueden haber perjudicado al cripto espacio a los ojos de algunos inversores institucionales. Aunque una buena parte de los inversores ya consideran a Musk un poco payaso y no están tomando decisiones de inversión basadas en sus opiniones, plantea preocupaciones sobre la madurez de los mercados de criptomonedas que un tuit errante puede borrar cientos de miles de millones de dólares en capitalización de mercado en tan sólo unos días. 

Todo el asunto de Dogecoin, en general, tampoco está ayudando a la imagen de las criptomonedas. Muchos pensaron que 2021 era el año en que las criptomonedas comenzarían a ganar aceptación como clase de activos, pero ver que una moneda de perro meme alcanzó una capitalización de mercado de USD 80 mil millones y luego se desplomó un 50% no es ideal para que las criptomonedas sean tomadas en serio. 

El capital institucional sigue entrando en las criptomonedas rápidamente, y eso continuará este año, pero los efectos de estos tuits sin duda llevaron a algunas conversaciones difíciles en los comités de inversión este mes. Para los que estamos en el espacio de las criptomonedas, lo mejor es no dar tanta atención y poder a Musk o a cualquier otro individuo.»

Estas citas han sido editadas y condensadas.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados ​​aquí pertenecen únicamente a los autores y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph. Este artículo no contiene consejos ni recomendaciones de inversión. Cada movimiento de inversión y comercio implica un riesgo, y los lectores deben realizar su propia investigación al tomar una decisión.

EnglishSpanish